Madrid como pretexto

Demasiadas palabras

En una democracia formal, constituida por ciudadanos demócratas, no debiéramos caer en el pesimismo por determinados resultados electorales. Eso tiene solución para cuando se convoquen nuevas elecciones. El pesimismo electoral tiene fundamento cuando votamos con las vísceras, cuando no aceptamos la probabilidad democrática de ganar o perder. Como ya se habrán publicado todos los análisis, me detengo en tres elementos de cualquier convocatoria electoral: prensa, partidos políticos y electorado.


Ver la entrada original 481 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s