Cuando la utopía es la familia, la raza o la nación

Demasiadas palabras

Photo by Dominika Roseclay on Pexels.com

El discurso de la escritora Ana Iris Simón en la Moncloa ha tenido la virtud de abrir un debate. Eso sí, cuando se alaba a la familia mientras se dice que los inmigrantes están mejor en sus países y se reivindica la soberanía, el discurso tiene aroma reaccionario. Esta vez no ha sido distinto. Hoy resulta peligroso que determinadas izquierdas reproduzcan la crítica conservadora del capitalismo que hacen las extremas derechas.

El marco habitual en el tratamiento de estas cuestiones es el del “invierno demográfico”: “Estamos abocados a la catástrofe porque no tenemos suficientes hijos” –léase “nacionales”, claro, basta ver cómo tratamos a los niños que cruzan la frontera sur–. Las extremas derechas empujan estos argumentos natalistas más allá y culpan al aborto y al feminismo –responsable de que las mujeres no queramos tener hijos–, mientras relacionan migraciones con pérdida de “nuestros…

Ver la entrada original 1.518 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s