«El hombre mojado no teme la lluvia»: las voces de los desposeídos de identidad

la recacha

«Las afganas siguen sufriendo como siempre. Son víctimas de matrimonios forzados a muy temprana edad, algunas se ven obligadas a casarse siendo unas niñas, muchas soportan violencia domésticay apenas tienen acceso a un asesoramiento legal. Es para alarmarse; hay una expresión que aún se usa en las áreas rurales que dice que una mujer debería tener su primera regla en casa de su marido, y algunos padres se empeñan en hacer que sus hijas lo cumplan».

En agosto de 2021, los talibanesrecuperaban por la fuerzael poder en Afganistán, veinte años después de la invasión estadounidense quedebía liberar a la poblaciónde su opresión fundamentalista.La noticia ocupó portadas durante días yconsternó, con razón,a amplios sectores dela sociedad occidental, que temía, sobre todo, por la represión contra las mujeres. Sin embargo,ese ente llamado comunidad internacional, que en función de lo que interese en el momento promueve guerras o hace la vista gorda,no tardó…

Ver la entrada original 1.453 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: